Nuestra historia

ORÍGENES

Las competiciones de barcas de jábega se remontan al siglo XIX y sus precursores fueron los propios pescadores del litoral malagueño. Gracias a ellos no sólo surgieron las regatas como modalidad deportiva, sino que se consiguió preservar las embarcaciones tal y como eran en el pasado, un auténtico símbolo cultural de la Málaga marinera que ha corrido serio peligro de desaparición a lo largo de la historia. La tradición de la barca de jábega fue protegida y llevada hasta nuestros días por marineros malagueños como Manuel Díaz ‘Paloja’ o Agustín Montáñez ‘Reverte’, que en su día fueron pescadores y que hoy día siguen disfrutando de la mar como regatistas.

La era moderna de este deporte tiene su punto de partida en los años 80. Esto es así porque El Corte Inglés entra a patrocinar la Regata del Puerto, eje del circuito provincial. Esta firma establece una serie de premios a los ganadores y aquello deriva en algunos piques entre algunos regatistas. El patrocinio duró poco.

REACTIVACIÓN

Se produce a partir de 1996. Con el impulso de Unicaja Obra Social y el Ayuntamiento de Málaga, se recupera la Regata del Puerto, que ha tenido lugar ininterrumpidamente desde entonces.

LA APARICIÓN DE COBARJA

La Comisión de Barcas de Jábega (Cobarja) es una asociación sin ánimo de lucro fundada en agosto de 2000 para coordinar el desarrollo futuro de la jábega. Su presidente, Pepe Almoguera, era integrante de una de las familias más vinculadas a la historia de esta embarcación y tenía muy claro que el futuro de la jábega pasaba por la regularización de la competición.

HACIA LA NORMALIZACIÓN

La labor de Cobarja fue valiosísima para ir transformando poco a poco las regatas de jábegas. No se trataba de que fueran (únicamente) una excusa para la conservación de esta tradición. Podían ser eso y, además, una modalidad deportiva atractiva.

SUBIDA DEL NIVEL DEPORTIVO

2008 fue también el año del salto de calidad definitivo de la competición en el plano meramente deportivo. El impulso lo dieron una serie de remeros del Real Club Mediterráneo que durante los meses templados compiten a nivel de campeonatos de Europa de las distintas modalidades de remo olímpico. Para mantener la forma, en verano se pasan a la jábega en un proyecto liderado por Carlos Huesa, otro de los grandes nombres propios de esta disciplina. El equipo del Mediterráneo ganó la Liga de 2008, pero no lo tuvo nada fácil… Los remeros de otros clubes, como Pedregalejo, le disputaron la victoria hasta el final.

CONSOLIDACIÓN MEDIÁTICA

La Obra Social de Unicaja decidió ir más allá en su tradicional apoyo al mundo de la jábega y apostó por esponsorizar la pasada edición de la competición, que pasó a llamarse Liga de Jábegas Unicaja. Este patrocinio facilitó la creación de un departamento de comunicación permanente, integrado por cinco profesionales, que proyectó una imagen moderna y atractiva de la Liga. La respuesta en cuanto a atención de los medios de comunicación fue espectacular.

En el plano deportivo, 2009 confirmó la pujanza de los jóvenes y la tendencia de los equipos a profesionalizar sus entrenamientos y preparar la Liga durante todo el año. El Club Deportivo Rebalaje, de La Cala del Moral, hizo historia al desbancar al Real Club Mediterráneo y conquistar su primer título de Liga con remeros de 18 años.

EL EJEMPLO DEL NORTE

Las personas involucradas en las jábegas de Málaga tienen claro cuál es el modelo a seguir en lo que a competiciones de remo se refiere: la Liga de Traineras que se celebra en el norte de España. Está organizada por los propios clubes, constituidos en una especie de patronal (la Asociación de Clubes de Traineras). Participan equipos que representan a municipios del litoral de Galicia, Cantabria, Asturias y, sobre todo, País Vasco. Cada ‘bandera’ (así se llaman las regatas) es un acontecimiento que atrae muchísimo público, y la televisión emite algunas pruebas en directo y sitúa resúmenes del resto siempre en horario ‘prime-time’. Esta competición centra buena parte de la atención deportiva de los meses de verano allá donde hay equipos. Aquí sí que estamos hablando de un deporte profesional, con un marketing muy cuidado.

CONCLUSIÓN

Cuando El Corte Inglés entró en el mundo de las jábegas a mediados de los 80, encontró un producto atractivo pero carente de estructura. Las barcas eran museos flotantes, pero no había una conciencia deportiva. Eso ha cambiado: en la actualidad, sí se puede hablar de las barcas de jábega como un deporte incipiente y normalizado. Hay nivel deportivo, hay atractivo visual en la competición, hay una estructura seria detrás… Estamos ante una disciplina con muchísimo recorrido en Málaga.

NACE LA ART

Un paso necesario para canalizar el potencial de la Liga. El 12 de marzo de 2010, el mundo de la jábega dio un paso crucial hacia su modernización. Los clubes de remo de la provincia de Málaga que tradicionalmente habían participado en la Liga fundaron la Asociación del Remo Tradicional (ART), que toma el testigo de la extinguida Cobarja en el fomento, el desarrollo y la difusión de la barca de jábega y la chalana, y, sobre todo, en la organización de las competiciones de remo.

La ART sigue el modelo de la ACB en el baloncesto, la LFP en el fútbol o la Asobal en el balonmano, y está formada por clubes.

El primer presidente de la ART fue José Julián Almoguera Sánchez, que estaba acompañado en la junta directiva de la asociación por Silvia Campos Moreno (secretaria) y Sonia Ruiz Rodríguez (tesorera).

La creación de la ART era un paso necesario para vertebrar las inquietudes de los clubes y canalizar todo el potencial de la competición. Al margen de desarrollar iniciativas culturales, divulgativas y de investigación, en el plano meramente deportivo, la ART aborda tareas como la organización de las regatas que componen la Liga, la captación de patrocinadores, la redacción de reglamentos o el fomento de la cantera.

ORÍGENES

Las competiciones de barcas de jábega se remontan al siglo XIX y sus precursores fueron los propios pescadores del litoral malagueño. Gracias a ellos no sólo surgieron las regatas como modalidad deportiva, sino que se consiguió preservar las embarcaciones tal y como eran en el pasado, un auténtico símbolo cultural de la Málaga marinera que ha corrido serio peligro de desaparición a lo largo de la historia. La tradición de la barca de jábega fue protegida y llevada hasta nuestros días por marineros malagueños como Manuel Díaz ‘Paloja’ o Agustín Montáñez ‘Reverte’, que en su día fueron pescadores y que hoy día siguen disfrutando de la mar como regatistas.

La era moderna de este deporte tiene su punto de partida en los años 80. Esto es así porque El Corte Inglés entra a patrocinar la Regata del Puerto, eje del circuito provincial. Esta firma establece una serie de premios a los ganadores y aquello deriva en algunos piques entre algunos regatistas. El patrocinio duró poco.

Índice

REACTIVACIÓN

Se produce a partir de 1996. Con el impulso de Unicaja Obra Social y el Ayuntamiento de Málaga, se recupera la Regata del Puerto, que ha tenido lugar ininterrumpidamente desde entonces.

Índice

LA APARICIÓN DE COBARJA

La Comisión de Barcas de Jábega (Cobarja) es una asociación sin ánimo de lucro fundada en agosto de 2000 para coordinar el desarrollo futuro de la jábega. Su presidente, Pepe Almoguera, era integrante de una de las familias más vinculadas a la historia de esta embarcación y tenía muy claro que el futuro de la jábega pasaba por la regularización de la competición.

Índice

HACIA LA NORMALIZACIÓN

La labor de Cobarja fue valiosísima para ir transformando poco a poco las regatas de jábegas. No se trataba de que fueran (únicamente) una excusa para la conservación de esta tradición. Podían ser eso y, además, una modalidad deportiva atractiva.

Índice

SUBIDA DEL NIVEL DEPORTIVO

2008 fue también el año del salto de calidad definitivo de la competición en el plano meramente deportivo. El impulso lo dieron una serie de remeros del Real Club Mediterráneo que durante los meses templados compiten a nivel de campeonatos de Europa de las distintas modalidades de remo olímpico. Para mantener la forma, en verano se pasan a la jábega en un proyecto liderado por Carlos Huesa, otro de los grandes nombres propios de esta disciplina. El equipo del Mediterráneo ganó la Liga de 2008, pero no lo tuvo nada fácil… Los remeros de otros clubes, como Pedregalejo, le disputaron la victoria hasta el final.

Índice

CONSOLIDACIÓN MEDIÁTICA

La Obra Social de Unicaja decidió ir más allá en su tradicional apoyo al mundo de la jábega y apostó por esponsorizar la pasada edición de la competición, que pasó a llamarse Liga de Jábegas Unicaja. Este patrocinio facilitó la creación de un departamento de comunicación permanente, integrado por cinco profesionales, que proyectó una imagen moderna y atractiva de la Liga. La respuesta en cuanto a atención de los medios de comunicación fue espectacular.

En el plano deportivo, 2009 confirmó la pujanza de los jóvenes y la tendencia de los equipos a profesionalizar sus entrenamientos y preparar la Liga durante todo el año. El Club Deportivo Rebalaje, de La Cala del Moral, hizo historia al desbancar al Real Club Mediterráneo y conquistar su primer título de Liga con remeros de 18 años.

Índice

EL EJEMPLO DEL NORTE

Las personas involucradas en las jábegas de Málaga tienen claro cuál es el modelo a seguir en lo que a competiciones de remo se refiere: la Liga de Traineras que se celebra en el norte de España. Está organizada por los propios clubes, constituidos en una especie de patronal (la Asociación de Clubes de Traineras). Participan equipos que representan a municipios del litoral de Galicia, Cantabria, Asturias y, sobre todo, País Vasco. Cada ‘bandera’ (así se llaman las regatas) es un acontecimiento que atrae muchísimo público, y la televisión emite algunas pruebas en directo y sitúa resúmenes del resto siempre en horario ‘prime-time’. Esta competición centra buena parte de la atención deportiva de los meses de verano allá donde hay equipos. Aquí sí que estamos hablando de un deporte profesional, con un marketing muy cuidado.

Índice

CONCLUSIÓN

Cuando El Corte Inglés entró en el mundo de las jábegas a mediados de los 80, encontró un producto atractivo pero carente de estructura. Las barcas eran museos flotantes, pero no había una conciencia deportiva. Eso ha cambiado: en la actualidad, sí se puede hablar de las barcas de jábega como un deporte incipiente y normalizado. Hay nivel deportivo, hay atractivo visual en la competición, hay una estructura seria detrás… Estamos ante una disciplina con muchísimo recorrido en Málaga.

Índice

NACE LA ART

Un paso necesario para canalizar el potencial de la Liga. El 12 de marzo de 2010, el mundo de la jábega dio un paso crucial hacia su modernización. Los clubes de remo de la provincia de Málaga que tradicionalmente habían participado en la Liga fundaron la Asociación del Remo Tradicional (ART), que toma el testigo de la extinguida Cobarja en el fomento, el desarrollo y la difusión de la barca de jábega y la chalana, y, sobre todo, en la organización de las competiciones de remo.

La ART sigue el modelo de la ACB en el baloncesto, la LFP en el fútbol o la Asobal en el balonmano, y está formada por clubes.

El primer presidente de la ART fue José Julián Almoguera Sánchez, que estaba acompañado en la junta directiva de la asociación por Silvia Campos Moreno (secretaria) y Sonia Ruiz Rodríguez (tesorera).

La creación de la ART era un paso necesario para vertebrar las inquietudes de los clubes y canalizar todo el potencial de la competición. Al margen de desarrollar iniciativas culturales, divulgativas y de investigación, en el plano meramente deportivo, la ART aborda tareas como la organización de las regatas que componen la Liga, la captación de patrocinadores, la redacción de reglamentos o el fomento de la cantera.

Índice